lunes, 9 de junio de 2014

Me quedo en El Jueves

 


Y ahora la extended version:

Hola a todos,
Escribo estas líneas para explicaros las razones por las que he decidido quedarme en El Jueves.
Han sido unos días intensos, en varias ocasiones he estado convencido de que lo dejaba, pero quería tomarme el fin de semana para poder pensar bien a fin de no dejarme llevar por un calentón.
Antes de nada, quiero decir que entiendo a los que se han marchado, los admiro y admiro su decisión y les apoyaré en todo lo que hagan. A mi entender, este asunto se puede abordar desde muchos ángulos, y todos son respetables. Y todos muy jodidos.
Debo decir que sé que me quedo en El Jueves arriesgando mi credibilidad como autor de actualidad a los ojos de muchos. Asumo el riesgo. Porque, después de pasar el fin de semana hablando con compañeros y tratando de encajar las piezas de todo lo que ha pasado (al fin y al cabo yo no estoy en la redacción para verlo), creo que por fin lo he entendido. He entendido quién tiene la culpa y quién no, he entendido que se han cometido errores desde redacción y, a fin y al cabo, me ha quedado claro quién es el malo en toda esta historia. Y sé que El Jueves no se ha vendido. Desde mi punto de vista ha sido traicionado por su editorial.
La cosa está así: De la noche a la mañana todos hemos descubierto que, por desgracia, hay unas nuevas reglas del juego, impuestas por la editorial RBA. Unas reglas que a todos nos parecen absurdas y que, sin duda, van en contra del espíritu de la revista.
Pero, por suerte, esas reglas, en su absurdez, están perfectamente definidas. Se resumen en “RBA puede vetar una portada, el interior es libre”.
En definitiva, se ha trazado una línea que separa portada y contenidos y por muy ridículo que nos parezca, de momento se respeta.
Por lo tanto, mi decisión es quedarme en la revista, sabiendo hasta dónde llega mi libertad y por tanto obrando en consecuencia. Y, por supuesto, creo que es justo que los lectores también lo sepan para que puedan decidir si quieren seguir leyéndonos o no.
Y para que no quepa duda acerca de la libertad de contenidos del interior de la revista, en los 4 años que llevo trabajando aquí, que no son muchos, pero me han dado de sí (no llevo la cuenta, pero son más de 300 páginas y tres portadas), NUNCA nadie me ha pedido que quite nada. Y si ese día llega, no dudaré en irme.
De hecho, mi última página de actualidad ha sido sobre el rey y me la he tomado como un experimento. Empecé a dibujarla cuando aún no había empezado esta crisis y la terminé pensando que podía ser lo último que dibujaba para el Jueves. He querido hacer chistes con cosas que hasta ahora yo mismo no me había animado, y no ha habido ningún problema. Así que no dudo de que el interior es libre.
Quedarme ha sido una decisión dificilísima. Cualquiera lo habría sido. Cuando pensaba en dejarlo, me dolía tener que hacerlo por una decisión tan arbitraria, me dolía profundamente ver que, por algo así, se iba a la mierda una publicación que contaba las cosas como son, llegando a tanta gente, con absoluta libertad. Una publicación en la que soñaba con participar desde que empecé a leerla siendo un crío y que veía que se acababa de la forma más triste posible.
Durante un momento pensé que era mejor que la revista se suicidase a seguir así. Hoy pienso que es mejor dejarlo en manos de los lectores, que son la parte más importante de todo el conjunto y tienen que ser ellos quienes decidan qué pasa con nosotros. Prefiero saber que esto se acaba porque los lectores han dejado de leernos que porque alguien se ha salido fácilmente con la suya.
Y ya para terminar, dado que todo ha cambiado de repente, me quedo pero dejo mi querida serie Zombie Life. La revista está en un momento delicado y creo que recuperar su credibilidad pasa por incidir en las páginas de actualidad, así que me quiero centrar en ellas. Por supuesto seguirá habiendo series, es parte del equilibrio que ha hecho que la revista dure tantos años, pero en este momento cada uno tiene que dar lo mejor de sí mismo y personalmente me siento más un autor de actualidad.
Sin enrollarme más, a los que dejáis de leernos, os entiendo, tal y como he dicho, esta situación tiene muchas lecturas y no os puedo pedir que tengáis el mismo punto de vista que yo. Os doy las gracias por haberme leído durante estos cuatro años y por las muestras de cariño que he recibido desde que empecé. A los lectores que os quedáis, prometo no defraudaros.

Igor

20 comentarios:

www.rpimagen.com dijo...

Ánimo Igor!! Que te vaya todo bien...

Carlos Leopoldo Reguera Hernandez dijo...

Siempre has sido uno de los autores que más me gustan de la revista, tanto en zombie life como cuando hablabas de actualidad (todavia recuerdo uno que hiciste donde un profe daba clase con un altavoz, casi me muero). Por eso quiero decirte que muchas gracias por todo lo que has hecho y suerte. Solo espero que esto sirva para que os revindiqueis y demostreis (tanto los que se han ido, como los que se quedan) que todavia queda gente sensata y con ganas de guerra.
Un saludo de un canario

LoboGris dijo...

Mucho ánimo y fuerza. Como comprador y lector de El Jueves desde hace más de quince años, esta situación me ha jodido mucho. Aún así, yo seguiré comprando y leyendo El Jueves. Eso si, seguid dando caña.

Bajonazo lo de zombie life.

El Pollo Loco que Come Poco dijo...

¡Mucho ánimo! Desde luego, tanto la de irse como la de quedarse son decisiones muy difíciles, y tanto los que habéis tomado una como otra habéis demostrado tener unos cojonazos como cabezas de enano.

Creo que todo el mundo tiene claro que quien la ha cagado estrepitosamente ha sido la editorial RBA y no vosotros. ¿Pero qué pasará si desde arriba os imponen "normas nuevas" otra vez y la censura se extiende a otras páginas de la revista, además de a la portada? ¿Y si la prohibición se extiende, además de a la familia real, a los miembros del gobierno? Porque podrían hacerlo perfectamente, provocando que los que seguís ahí acabárais por iros y así sustituiros por personal "afín al régimen". El Jueves acabaría muriendo, que es lo que me temo que buscan. :(

Habría que ver de qué forma se puede impedir que ocurra algo así, porque ahora mismo no parece haber nada garantizado.

Lo dicho, mucho ánimo y suerte en estos tiempos revueltos.

Juanfran Castro dijo...

Mucho ánimo Igor, pienso que eres uno de los autores más interesantes que había en el jueves... y desgraciadamente hablo en pasado porque la revista está herida de muerte porque creo que, como yo, muchos lectores dejarán de comprarla para que RBA no vea ni un sólo céntimo de su dinero, y de verdad que lo siento muchísimo por todos los trabajadores que os iréis al paro, los que no dibujan y los dibujantes que se de buena tinta que no os hacéis de oro dedicándoos a esto. Entiendo perfectamente la postura de los que se van y de los que se quedan... y la de los lectores que no quieren enriquecer a los bastardos de RBA. Siento el insulto pero es producto de la rabia al constatar que una y otra vez los malos ganan, como siempre, sólo me queda la esperanza de que surja una nueva publicación, con los que se han ido y a la que os podríais unir los que os habéis quedado, aunque se perfectamente que los tiempos no acompañan para una aventura así... ojalá pueda seguir leyéndote mucho tiempo, pero no será en el jueves.

Juanfran Castro dijo...

Mucho ánimo Igor, pienso que eres uno de los autores más interesantes que había en el jueves... y desgraciadamente hablo en pasado porque la revista está herida de muerte porque creo que, como yo, muchos lectores dejarán de comprarla para que RBA no vea ni un sólo céntimo de su dinero, y de verdad que lo siento muchísimo por todos los trabajadores que os iréis al paro, los que no dibujan y los dibujantes que se de buena tinta que no os hacéis de oro dedicándoos a esto. Entiendo perfectamente la postura de los que se van y de los que se quedan... y la de los lectores que no quieren enriquecer a los bastardos de RBA. Siento el insulto pero es producto de la rabia al constatar que una y otra vez los malos ganan, como siempre, sólo me queda la esperanza de que surja una nueva publicación, con los que se han ido y a la que os podríais unir los que os habéis quedado, aunque se perfectamente que los tiempos no acompañan para una aventura así... ojalá pueda seguir leyéndote mucho tiempo, pero no será en el jueves.

Carlos Flores dijo...

O sea, que no lo dejas mientras el acto de censura que se ha producido en la revista donde trabajas no ocurra directamente sobre tu trabajo. Y, cuando eso ocurra (y no te lo deseo, que conste), espero que todos tus compañeros te respondan con un "es que no me lo han hecho a mí". Entonces te verás solo en la reivindicación de tu derecho de libertad de expresión, porque tus compañeros te responderán igualmente a cómo has respondido tú a los que hoy se han visto censurados. Y me consta que todas las personas que han dimitido lo han hecho por dignidad, respetando las decisiones personales de cada uno. Si RBA no encontrara un dibujante al que contratar porque TODOS se negaran a trabajar para ellos porque no respetan la libertad de expresión de sus trabajadores, seguro que se lo pensarían a la hora de censurar un trabajo de un ilustrador.
Desgraciadamente tu mentalidad es la que impera en nuestra sociedad actual. Han conseguido que los trabajadores estemos desunidos, por diferentes razones, unos por dinero, otros por egoísmo, otros por miedo y, al final no consigamos nunca nuestras reivindicaciones por no estar unidos ¡Qué bien lo han hecho! Además, puedes incluso a hacer que suene como un acto digno el dejar solos a tus compañeros en su lucha por un derecho fundamental inherente a cada persona, y que se especifica en la Constitución, como es el derecho a la Libertad de Expresión. Lo mismo lo quitan en la reforma de la misma que se está planteando. Total, si no se utiliza…
Es cierto que no soy quién para juzgar a nadie, puesto que, como persona que soy, también cometo errores. Es más, respeto tu decisión, aunque no la comparta. Pero sí te digo que hoy has perdido un lector. Te deseo suerte en tus futuros trabajos, aunque te aseguro que no disfrutaré de ellos.

Anna dijo...

Como seguidora tuya estaba esperando conocer tu postura. Una pena. Coincido totalmente con Carlos Flores.
No imaginas la cara de boba que se me ha quedado al leer que nunca nadie te ha pedido que quites nada y que si ese día llega, no dudarás en irte, o al leer que ahora sabes "hasta dónde llega" tu libertad.
Si los que os quedáis lo hacéis con esos argumentos es que nunca habéis entendido lo que era El Jueves y éste definitivamente ha muerto.
Salud y suerte.

Igor Fernández dijo...

Piñeiro:

Gracias, tío ;)

Carlos:

Gracias. La idea entre los que nos quedamos, sin duda, es seguir dando guerra.

Lobo:

Gracias a ti también. Yo también siento lo de Zombie Life (claro), pero en este momento creo que es lo mejor.

Pollo:

Sí, la situación es delicada. La misión de los que nos quedamos es recuperar esa parcela que nos han quitado. Y si, como dices, el veto va a más, ahí ya sí que no habrá nada que hacer. En cierto modo, lo que estamos haciendo es dar una oportunidad a la revista que nos dio la oportunidad de hacernos dibujantes.

Juanfran:

Entiendo a los lectores que no queréis que un duro vuestro a RBA. A mí también me duele pensar que parte de mi esfuerzo va a sus bolsillos. Lo cual ha hecho más difícil aún la decisión de seguir. Una vez tomada la decisión lo que he querido es poner las cartas sobre la mesa para que los lectores podáis actuar como os plazca sabiendo lo que hay.

Carlos y Anna:

Puede que no me haya expresado bien. Siento, al igual que todos mis compañeros, que la portada nos la han censurado a TODOS. En base a eso unos han tomado una decisión y otros otra. La de dimitir en bloque es una de las ideas que más han rondado nuestra cabeza (y nuestras conversaciones) durante el fin de semana, y nuestra decisión viene tras haber sopesado todos los pros y contras, las posibilidades de éxito y tras haber valorado cuánto podía perderse. Cuando digo que a mí nunca me han censurado algo lo hago para aclarar que el interior sigue siendo libre, no como un acto de egoísmo. Y si me censurasen una página me iría, pero no porque me han tocado lo mío (que también) sino porque significaría que ese veto que estamos intentando combatir, en lugar de ceder, habría ido a más.

Franchu Llopis Surrallés dijo...

Muchos ánimos IGOR!

Una pena todo lo que ha pasado, creo que servirá para algo, yo soy de los que espera que "El Jueves" se reforzara y saldrá de esta mejor si cabe de como estaba.

Lo de "zombie life" es una autentica lastima, aunque entiendo perfectamente tu planteamiento.

Muchos animos y suerte!

autotomiarelatos dijo...

La verdad es que en mi humilde morada la reacción fue bastante destroyer. Nos cogimos de la mano de Albert y Monteys y del resto que se fueron en estampida por reivindicar su derecho a la libertad de expresión y demás cosas molonas a lo William Wallace. Fue algo muy digno y admirable. Pero también lo es (digno y admirable) que muchos de vosotros sigáis ahí dando el callo e intentando hacerle ver a la gente que El jueves sigue siendo El jueves incluso con un editor gilipollas de la olla. Muchos ánimos de un humilde lector que seguirá comprando vuestra revista. Meted toda la caña que os sea posible y cagaos en las muelas de quien haga falta y seguro que habrá muchos como yo y mi pareja que no os darán la espalda. ¡Un abrazo, Igor!

autotomiarelatos dijo...

Donde dice de Albert y Monteys, joder, léase: Albert Monteys y Manel Fontdevilla...

John dijo...

Joer ¿y no puedes hacer páginas de actualidad sin fusilar a zombie life?
Desde luego los peor parados de esta historia hemos sido los lectores...
Me alegra tu decisión de permanecer en la revista.
Un saludo.

Koopa dijo...

Dale muy duro, colega, dale muy duro! :)

Igor Fernández dijo...

Franchu:

Gracias, Franchu! Espero que tengas razón :)

Autotomiarelatos:

Gracias! Creo que me voy a apuntar lo de “editor gilipollas de la olla”

John:

Lo de Zombie Life no ha sido una decisión fácil, pero sigo pensando que es lo mejor. Y sí, sin duda, los lectores salen muy perjudicados de todo esto.

Koopa:

Uf. En ello estoy. Gracias, Albert!

Anónimo dijo...

Gracias por quedarte Igor. Eres uno de los autores más interesantes que tiene El Jueves y, por lo que a mí respecta, agradezco poder seguir leyéndote cada semana. Entiendo y admiro a quienes se han marchado, pero también a los que os quedáis, a quienes además os agradezco vuestro decisión, puesto que seguiré comprando la revista.

Por otra parte y cambiando de tema, ¿has pensado en hacerte un página de facebook? Algunos nos informamos de las andanzas de nuestros autores favoritos por facebook y sería bueno poder hacerlo también contigo.

¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

El Jueves es una revista que se ha pegado un tiro con orgullo y satisfacción.
Yo la compraba todos los miércoles y se la pasaba luego a mi padre. A partir de ahora no gastaremos nuestro dinero en ella porque ya no nos merece confianza ni respeto.

Cristina dijo...

Hola Igor! Nada, tú eres muy bueno, sigue con lo tuyo y sigue tu vida como te dé la gana, que para eso es tuya. Sigo comprando El Jueves y uno de los motivos eres tú. El otro es que tiene que no podemos permitir que desaparezca. Lo bueno de todo esto es que... ¡ahora tenemos dos revistas!

Cristina dijo...

Uh, dios, que mal redactado! Quería decir "el otro es que no podemos permitir"

nickenino dijo...

Ánimo con los contenidos de la revista, de esta o de cualquier otra en la que trabajes. Eres muy bueno.

Lo del cambio a hablar de actualidad me parece una buena apuesta. Además, ya lo hacías de vez en cuando, y con mucha gracia y acierto.

Ánimo!