lunes, 9 de junio de 2014

Me quedo en El Jueves

 


Y ahora la extended version:

Hola a todos,
Escribo estas líneas para explicaros las razones por las que he decidido quedarme en El Jueves.
Han sido unos días intensos, en varias ocasiones he estado convencido de que lo dejaba, pero quería tomarme el fin de semana para poder pensar bien a fin de no dejarme llevar por un calentón.
Antes de nada, quiero decir que entiendo a los que se han marchado, los admiro y admiro su decisión y les apoyaré en todo lo que hagan. A mi entender, este asunto se puede abordar desde muchos ángulos, y todos son respetables. Y todos muy jodidos.
Debo decir que sé que me quedo en El Jueves arriesgando mi credibilidad como autor de actualidad a los ojos de muchos. Asumo el riesgo. Porque, después de pasar el fin de semana hablando con compañeros y tratando de encajar las piezas de todo lo que ha pasado (al fin y al cabo yo no estoy en la redacción para verlo), creo que por fin lo he entendido. He entendido quién tiene la culpa y quién no, he entendido que se han cometido errores desde redacción y, a fin y al cabo, me ha quedado claro quién es el malo en toda esta historia. Y sé que El Jueves no se ha vendido. Desde mi punto de vista ha sido traicionado por su editorial.
La cosa está así: De la noche a la mañana todos hemos descubierto que, por desgracia, hay unas nuevas reglas del juego, impuestas por la editorial RBA. Unas reglas que a todos nos parecen absurdas y que, sin duda, van en contra del espíritu de la revista.
Pero, por suerte, esas reglas, en su absurdez, están perfectamente definidas. Se resumen en “RBA puede vetar una portada, el interior es libre”.
En definitiva, se ha trazado una línea que separa portada y contenidos y por muy ridículo que nos parezca, de momento se respeta.
Por lo tanto, mi decisión es quedarme en la revista, sabiendo hasta dónde llega mi libertad y por tanto obrando en consecuencia. Y, por supuesto, creo que es justo que los lectores también lo sepan para que puedan decidir si quieren seguir leyéndonos o no.
Y para que no quepa duda acerca de la libertad de contenidos del interior de la revista, en los 4 años que llevo trabajando aquí, que no son muchos, pero me han dado de sí (no llevo la cuenta, pero son más de 300 páginas y tres portadas), NUNCA nadie me ha pedido que quite nada. Y si ese día llega, no dudaré en irme.
De hecho, mi última página de actualidad ha sido sobre el rey y me la he tomado como un experimento. Empecé a dibujarla cuando aún no había empezado esta crisis y la terminé pensando que podía ser lo último que dibujaba para el Jueves. He querido hacer chistes con cosas que hasta ahora yo mismo no me había animado, y no ha habido ningún problema. Así que no dudo de que el interior es libre.
Quedarme ha sido una decisión dificilísima. Cualquiera lo habría sido. Cuando pensaba en dejarlo, me dolía tener que hacerlo por una decisión tan arbitraria, me dolía profundamente ver que, por algo así, se iba a la mierda una publicación que contaba las cosas como son, llegando a tanta gente, con absoluta libertad. Una publicación en la que soñaba con participar desde que empecé a leerla siendo un crío y que veía que se acababa de la forma más triste posible.
Durante un momento pensé que era mejor que la revista se suicidase a seguir así. Hoy pienso que es mejor dejarlo en manos de los lectores, que son la parte más importante de todo el conjunto y tienen que ser ellos quienes decidan qué pasa con nosotros. Prefiero saber que esto se acaba porque los lectores han dejado de leernos que porque alguien se ha salido fácilmente con la suya.
Y ya para terminar, dado que todo ha cambiado de repente, me quedo pero dejo mi querida serie Zombie Life. La revista está en un momento delicado y creo que recuperar su credibilidad pasa por incidir en las páginas de actualidad, así que me quiero centrar en ellas. Por supuesto seguirá habiendo series, es parte del equilibrio que ha hecho que la revista dure tantos años, pero en este momento cada uno tiene que dar lo mejor de sí mismo y personalmente me siento más un autor de actualidad.
Sin enrollarme más, a los que dejáis de leernos, os entiendo, tal y como he dicho, esta situación tiene muchas lecturas y no os puedo pedir que tengáis el mismo punto de vista que yo. Os doy las gracias por haberme leído durante estos cuatro años y por las muestras de cariño que he recibido desde que empecé. A los lectores que os quedáis, prometo no defraudaros.

Igor

lunes, 10 de marzo de 2014

Wallpaper seriéfilo

Hace poco hice este wallpaper que quedó bastante majo. Así que aquí os lo dejo para que lo veáis y si os gusta, todo vuestro.


Y aquí en versión móvil